Designa fundamento existente. Equivale a lo que Tomás de Aquino denomina acto de ser. Aparte del ser divino y de las personas creadas, sólo existe uno, el ser del universo físico.