Home / Vocabulario / certeza

No es ningún acto propio del conocimiento humano, sino un acto de la voluntad. Por eso, la certeza siempre es subjetiva, pues se está cierto si se quiere, y si se quiere se deja de estarlo. Puesto que la voluntad siempre sigue al conocer, es claro que la certeza no es de la razón sino de la voluntad, porque ésta potencia siempre es posterior a lo conocido. En efecto, primero se conoce, y después se está cierto o no acerca de lo conocido. La certeza se contrapone a la duda, que tampoco es cognoscitiva, sino subjetivo–voluntaria. Por eso se duda de lo que se quiere, aunque lo pensado sea evidente, se duda porque se quiere, y se duda o deja de dudar cuando y hasta que se quiere.