[axioma]

Verdad necesaria y evidente cuyo contrario es falso.